Es el candidato en SDO de Alianza País (5), Frente Amplio (11) y el Partido Revolucionario Social Demócrata (21)


Santo Domingo.- El candidato a alcalde por el Municipio Santo Domingo Oeste (SDO), Domingo Matías, sostuvo este sábado que se vio precisado a disputar la alcaldía de su municipio porque desde hace 17 años está siendo asaltada por la dinastía Peña y existe otro grupo fuera que también pretende hacer lo mismo, pero disfrazado como opción de cambio.
“Sería un irresponsable si sabiendo lo que hay que hacer en el municipio, me quedo sentado haciendo análisis e investigaciones, y no asumo enfrentar la corrupción en la alcaldía, de la manera como lo hemos hecho”, explicó Matías este sábado en el programa radial ‘El sol de los sábados’ que se transmite por Zol (106.5 FM).
Domingo Matías es sociólogo y tiene cuarenta años de experiencia en el tema municipal, ha hecho dos especialidades en Europa en esa temática, ha escrito once libros sobre la misma, entre éstos uno titulado ‘Presupuesto Participativo y democratización’.
Su idea de democratización sobrepasa el ámbito del cabildo abierto y el presupuesto participativo, él prefiere despachar desde las comunidades, en los barrios de SDO. “Hay que gobernar con las personas, y mi gobierno municipal no será una vitrina para mejorar el centro del municipio, no. Vamos a mejorar los barrios”.
“Las actuales autoridades y los que pretenden entrar, no pueden hablar de corrupción, pero tampoco de democracia participativa”, sostuvo él, al explicar que ha podido hacer descollar su candidatura ante un poder político de 17 años en el municipio, gracias a la exigencia de informaciones públicas al alcalde Francisco Peña y denuncias sobre corrupción y dispendio de los recursos públicos.
El sociólogo y municipalista sostiene que el tema de la corrupción lo atraviesa todo, porque incluso, cuando él propone que el mercado de la pulga sea llevado a otro espacio, porque no debe seguir realizándose en la intersección de las avenidas George Washington y Luperón, él toca el tema de la corrupción municipal que se lucra de la venta de espacios públicos en esa plaza de comercio informal.
Como en una gestión suya no habría corrupción, plantea que el dinero público va a rendir, y entre las obras que ha propuesto con ese dinero que no será robado ni dispendiado está la construcción de la primera escuela municipal para niños autistas y con síndrome de Down.
En cuanto al tema de seguridad, está consciente de la necesidad de fortalecer de la policía municipal y la colocación de un sistema de cámaras en SDO, pero para él lo más importante para la seguridad son los mismos munícipes, porque “…la real seguridad la aporta la propia gente de la comunidad”, convirtiéndose en entes activos para detectar a tiempo niños que en el futuro pudieran tener conflicto con la ley, para brindarlas a tiempo la oportunidad de ser entes de provecho para la sociedad.